The anthropohyl´s

Archive for February, 2009|Monthly archive page

SOMBRAS EN LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

In Health on February 13, 2009 at 5:39 pm

Como fue anteriormente citado por T. Stevenson en uno de los artículos anteriores de Capitalism Exposed,  John McMurtry afirmó en Why is there a war in Afganistan? (por qué hay una guerra en Afganistán?):

“Los Gobiernos ya no pueden gobernar para el interés común sin infringir las nuevas leyes de comercio e inversión internacional que solo benefician a las coorporaciones transnacionales”.

Dentro de este contexto debemos incluir el escándalo, hasta el momento parcialmente encubierto, que está suponiendo la aplicación de la vacuna contra el cáncer de cuello de útero.

El carcinoma de cuello uterino es el más común de los tipos de cáncer que afectan al aparato genital femenino. Puede aparecer en cualquier época de la vida, aunque sucede prefrentemente entre los cuarenta y los setenta años de edad. Sin embargo, según los datos oficiales la tasa de incidencia del cáncer de cuello de útero , p.ej., en España es del 0,0072%. En otras palabras, lo sufren 7,2 de cada 100.000 mujeres. Esto es un grado de incidencia extremadamente bajo.

 Al igual que muchos otros especialistas renombrados, el oncólogo Javier Herráez ha sido extremadamente crítico con la estrategia comercial seguida por los colosos laboratorios Merck y GlaxoSmithKline fabricantes de Gardasil y Cervarix (marca de las vacunas). El blog AmorHumorAcción se hace eco de la carta enviada por este a la revista Discovery DSalud (publicada en su número 108) denunciando que la campaña contra el cáncer de cuello de útero se trata de un asunto puramente comercial. En este punto me permito hacer un inciso para decir que, como en todos los planes de CFR/Bilderberg, se aprovechan estrategias orientadas a objetivos para de paso hacer negocios, negocios masivos. En cuánto a los objetivos estratégicos de dicho plan, fuera del ámbito económico, es aún demasiado pronto para afirmar nada de modo taxativo.  Sin embargo, y aunque volveré a tratar este punto más adelante,  podríamos referirnos al apartado C descrito por Stevenson en el artículo previamente referido. Herráez describe en su carta como un buen día llegó al centro médico en el que trabaja y vio un montón de folletos en recepción sobre los que le explicaron que los había dejado allí “alguien de un laboratorio”.  Se trataba de un folleto color naranja expandible cuyo título era: “¿Has oído? El cáncer de cuello de útero se puede prevenir”. Y en un texto más pequeño: “Consúltalo con tu médico”. En él se veían dibujos de mujeres, una de ellas hablando con una niña “muy delgadita”. En la parte baja de la primera hoja ponía: Información importante sobre el cáncer de cuello de útero para niñas y jóvenes. Fundación MD Anderson Internacional, AEP [Asociación Española de Pediatría] y SEGO [Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia] (con los correspondientes logotipos)”. Lo que más le molestó fue el tono alarmista del folleto, el cuál busca deliberadamente el miedo en el lector. Herráez extrajo algunas de las frases más alarmistas del mismo:

Aunque las citologías periódicas pueden ayudar desgraciadamente mueren 40 mujeres al día en Europa…”,Este virus se transmite muy fácilmente de una persona a otra”, “Toda mujer que se infecte con el Virus del Papiloma Humano está en peligro de desarrollar este cáncer”. 

Esta última es la que generó mayor irritación en Herráez, puesto que según la información científica disponible el virus es sólo tan sólo un factor de riesgo y nunca ha sido probada una relación directa entre el virus y la enfermedad:

hasta la fecha la asociación entre la infección por el Virus del Papiloma Humano y el cáncer de cuello de útero es de carácter epidemiológico y se justifica por criterios de causalidad”.

El negocio del miedo se basa en fabricar enfermedades, en asustar a la población hasta hacerla creer que está enferma. Y si no se consigue, al menos que se vacune “por si acaso”. Continúa este médico preocupado por la salud pública: “Lo singular es que en ese folleto –por no decir panfleto o pasquín- caen en su propia trampa cuando al intentar meter miedo dicen:

El 70% de hombres y mujeres entrará en contacto con el virus”.

Afortunadamente en el 90% de los casos el virus se elimina de forma natural. El diario estadounidense ‘The New York Times’ ha publicado en una de sus portadas del més de Agosto un largo análisis en el que destacados investigadores manifiestan sus dudas por los métodos que las compañías fabricantes de la vacuna han empleado para crear en los padres la necesidad .

Yendo más allá de la opinión de los expertos, podemos afirmar que cada vez son más las voces denunciado la expansión de enfermedades de diseño a través de las vacunas.  Lo último que se ha podido escuchar sobre este asunto trata  sobre la gran campaña de vacunación contra la gripe en España (esto es expansible a cualquier país del mundo puesto que son grandes compañías transnacionales las que fabrican dichas vacunas). Se ha especulado con que la vacuna pudiera traer consigo sustancias muy peligrosas que más adelante necesitarán otro medicamento remedio que también se venderá en exclusiva por dichos laboratorios. Lo que se especula es que, por poner un símil,  la industria farmaceútica (bajo control de CFR/Bilderberg) actúa como la industria informática de los software antivirus. Otro ejemplo ilustrativo es el caso de la gripe de la aves. Una enfermedad cuya incidencia aún es menor que la del cáncer de cuello de útero, sólo se conocen brotes aislados (cuya veracidad incito a cuestionar), y que supuso millones de dólares en la venta de un medicamento (que además sólo actua, supuestamente, contra la variante animal) a los gobiernos europeos y americanos. Ante la gran oleada de reacciones dentro del propio mundo científico, el acicate del miedo contra la gripe aviar ha desaparecido, lo habrán podido comprobar ustedes mismos,  sigilosamente de los medios. En el siguiente video sobre el famoso discurso de D. Rockefeller contra la reducción de la población aparecen referencias hacia otras posibles enfermedades transmitidas a través de las vacunas:

 

Recientemente han salido a escena en los “medios de control” (nos referimos obviamente a los medios de comunicación standar) tímidas informaciones sobre reacciones adversas en niñas a lo largo de toda europa. Hasta donde he podido  investigar hay dos niñas graves en Valencia, 21 en Portugal de las cuales 14 están en estado grave, 1 muerto en Austria y otro en Alemania (por confirmar). Aunque algunos de estos medios han cuestionado ligeramente la utilidad de dicha vacuna y revelado los casos de reacciones adversas, sus informaciones citan posibles causas alternativas cuando el único punto en común de todos los casos es la segunda dosis de la citada vacuna.

Ante estas palabras, compartidas por muchos especialistas en oncología, sólo podemos llegar a plantearnos una serie de preguntas: De qué está compuesta realmente esta vacuna? Ofrece inmunidad real frente a dicho virus? y en caso afirmativo, será que la inmunidad frente al virus garantiza la inmunidad frente a la enfermedad? La realidad es que la evidencia científica presentada a la sociedad no es capaz de responder especialmente a la última pregunta al igual que no lo hacía en el caso del medicamento que se vendió como remedio para el virus de la gripe aviar. En este caso, y ruego a los detractores de las teorías de la conspiración que juzguen los hechos de un modo objetivo, cabría preguntarse (dado que la baja incidencia de esta enfermedad no justifica una gran inversión en investigación en compración con la de otros cánceres mucho más comunes) si esta vacuna no estará orientada a expandir los planes reduccionistas de CFR/Bilderberg. 

Al menos como mera medida de precaución, a pesar de que existen evidencias para pensar más allá, yo no vacunaría a mi hija.

J. A. Sempere 

Evidencias sobre la pertenencia de Sarkozy a la masonería

In Uncategorized on February 5, 2009 at 2:49 pm

Muchos de los críticos con los movimientos informativos “alternativos” a los mass media, suelen calificar las informaciones e opiniones dadas por muchos autores, y por blogs como este, como teoría de la conspiración. Sin embargo, no dudan de que cualquier información que les llega por la TV pueda ser también una teoría (muchas veces es la teoría que CFR/Bilderberg ha acordado expander por el mundo a través de su propaganda).

En el mes de diciembre adelantábamos, mucho antes que ninguno de estos medios, la pertenencia de el presidente francés Nicolas Sarkozy a la compleja estructura de dicha oligarquía. Además remarcábamos que se trata de uno de sus miembros éuropeos más influyentes:

Probablemente muchos calificaron esta información como algo sin fundamento, una idea producto de una mente envenenada, cual Don Quijote, por las teorías de la conspiración.

Sin embargo, en el día de hoy ha salido a la luz una carta enviada el pasado 15 de Octubre por el presidente francés a un alto cargo del Palacio de Justicia. La mísiva, cuyo contenido carece de especial interés, contiene un elemento peculiar. Junto a la firma del presidente francés, aparecen tres puntos en disposición triangular, lo que ha disparado en los medios convencionales las especulaciones sobre la pertenencia de Sarkozy a la masonería

Es necesario recordar en este punto que la masonería forma parte de la oligarquía descrita en este blog desde tiempos remotos, en los que las diferentes logias fueron infiltradas por miembros del movimiento Illuminati creado por Adam Weishaupt (1776) con el fin de ganar su control. A su vez este movimiento fue financiado por las familias banqueras que hoy día forman el núcleo de CFR/bilderberg como los Rothschild.

A pesar de que fuentes del Eliseo han negado la pertenencia de Sarkozy a la masonería, no queda ninguna duda tras analizar la política practicada, el nuevo papel de Francia en la política internacional, su aproximamiento hacia EEUU y las “amenzas de atentados” recibidas por el país galo (probablemente provinientes de sus servicios de inteligencia; desde 2001 Francia no había sido amenazada por actos terroristas) dejan bastante claro que Sarkozy no es tan sólo un masón sino que debe pertenecer a uno de sus escalones más elevados como ha quedado en evidencia tras esta falta de discrección.

J. A. Sempere